Discriminación: la gruesa línea que traspasaron //Editorial

urlLas decisiones están inspiradas en procesos discriminatorios, puesto que el simple hecho de seguir un conducto lógico se traduce en el acto de descartar opciones no razonables o no aplicables al caso en cuestión, así mismo procesos de este tipo se encuentran la vida cotidiana, como al elegir amistades (la afinidad entre personas pasa por un aspecto de discriminación de caracteres, formas de pensar, gustos musicales, deportivos, etc.), pero, sin embargo, la palabra discriminación contiene una clara connotación negativa, basada básicamente en el hecho de realizar esta separación por motivos sin un sustento racional o sustentado por un proceso lógico.

Hace unas pocas horas se ha comunicado el comienzo de ventas para el (ex)Clásico, y ante los accidentes que suspendieron el clásico universitario, era prácticamente obvio que la Intendencia pediría medidas especiales para el partido del domingo 10, pero en B$N nos encontramos con la sorpresa “solo inscritos en el sitio oficial colocolo.cl hasta el día 28 de octubre a las 23:59 podrán comprar entradas vía web en feriaticket.cl”.

Estamos seguros, que los registrados en el sitio colocolo.cl no representan a la totalidad del pueblo colocolino (en cuanto a número), por distintas razones, como pueden ser el no tener acceso a internet (el 44% de los hogares tiene acceso a esta plataforma), mucho menos tendrían la posibilidad de comprar entradas por esta vía, otros tantos se abstienen de este tipo de registros por el negocio que significa para los grupos económicos la venta de bases de datos sin el consentimiento de quienes son los “dueños” nominativos de los datos registrados, puesto que saben las implicancias que esto tiene, el negocio millonario que constituye la venta de estas bases y ante la clase de comportamiento que ha tenido históricamente la concesionaría resulta razonable la posibilidad de venta de los datos de los registrados y el consiguiente beneficio económico que esto significaría para los principales accionistas de B$N, sobre todo de su directorio.

En esa misma línea se podría hacer la siguiente pregunta ¿acaso el Club Social y Deportivo Colo Colo no tiene también registros con los cuales podría vender, en una jugosa suma de dinero, una nutrida base de datos con el registro de más de 35mil socios al día?, la respuesta es totalmente distinta, la corporación, por ser una sociedad fundada sin ningún fin de lucro no podría hacerlo, y si lo quisiera hacer tendría que someterse al dictamen de la asamblea formada por los socios, mecanismo que es totalmente dispar a la decisión que podría tomar B$N.

Por lo demás ¿Qué garantía brinda el registro en el sitio colocolo.cl para el buen comportamiento del público asistente? No brinda ninguna garantía, no existe un  orden lógico que lo compruebe, no existe argumentación que soporte dicho fundamento, que entre líneas, se puede observar en la decisión de B$N, es más, en tan solo dos párrafos queda de manifiesto que no existe ninguna correspondencia entre lo exigido por la autoridad (identificación de las entradas) y lo sumado por los buitres invasores de Colo Colo.

La discriminación tacita, que en un momento comenzó como aplicación de dictámenes solo contra nuestra institución, hoy se traduce en la suma de un nuevo factor, el elitismo, solamente una élite, clasificada por B$N puede acceder a un evento calificado como público, que no tiene ninguna otra exigencia que el comprar la entrada para alguna de las localidades puestas a la venta… tarde o temprano tendrán que rendir cuentas ante David Arellano, y no les quepa duda que no saldrán a su favor.

Los actos discriminatorios infundados, que dañan la integridad y acceso a la libre compra de boletos para un evento, no solo son condenables, sino que generan un mayor rechazo ante su nefasta administración, su constante búsqueda de beneficios personales y políticos se ve engrandecida, no podrán descansar hasta estar totalmente fuera de Colo Colo, ustedes no son más que invasores, Colo Colo es de los colocolinos, es del pueblo, es de gente humilde y de esfuerzo, de gente que no piensa en dinero a cambio de su pasión; Nosotros somos Colo Colo, no nos podrán privar de ver al club de nuestros amores, así como tampoco permitiremos que le roben el alma, como vienen tratando de hacerlo desde su llegada.

Por Ítalo Álvarez

Anuncios