El plan de Héctor Tapia y Miguel Riffo que potencia a Colo Colo

1843712

Una de las claves del éxito de la dupla técnica es que se dividen el trabajo. El ex defensa se encarga de la contención hacia atrás y el ex ariete, del ataque.

Los elogios al trabajo que ha realizado la dupla técnica interina de Colo Colo, compuesta por Héctor Tapia y Miguel Riffo, abundan en el estadio Monumental. A las ya continuas alabanzas de los jugadores, ayer se sumó la del presidente de Blanco y Negro, Arturo Salah. La máxima autoridad de la sociedad anónima, incluso, reconoció que ambos son adecuados para continuar a cargo del primer equipo el próximo certamen.

“Ellos son idóneos. Han sido jugadores internacionales, han hecho todos los procesos selectivos que requiere esta actividad. El ser entrenador es una profesión de oficio, no es una profesión teórica. Por lo tanto, ellos tienen el camino absolutamente idóneo para poder aspirar a ser entrenadores titulares. De manera que ellos, dentro del tiempo que nos vamos a tomar, son una alternativa válida entre otras opciones que vamos a seguir estudiando”, aseguró el ex seleccionador.

La posibilidad de que continúen es alta. De hecho, de ganar los próximos dos partidos, ante Universidad de Concepción y Universidad de Chile, la joven dupla tendrá prácticamente asegurada la permanencia.

Se dividen los trabajos

Las buenas palabras de los jugadores hacia Tapia y Riffo van mucho más allá de la buena crianza. La cercanía y el manejo demostrado por ambos adiestradores sorprendieron gratamente al plantel, al igual que su forma de trabajar.

En este sentido, ambos han implementado una división del trabajo de los aspectos tácticos que ha funcionado bien hasta el momento y que revela Gonzalo Fierro.

“Hacen énfasis en la posesión del balón, en que en la parte defensiva salgamos jugando y que no rifemos la pelota por tratar de llegar rápido arriba”, cuenta el ex Flamengo.

Para el lateral, el pasado futbolístico de los dos les ayuda en esa labor: “Creo que Héctor con Miguel se complementan muy bien, porque uno fue delantero y el otro, defensa. Siempre trabajan las partes separadas. Miguel se encarga de trabajar desde la zona de contención hacia atrás y Héctor, desde el sector de creación hacia arriba. Lo están haciendo bien”.

La misma cercanía de la que gozaban con el plantel ha ayudado a que la comunicación con los jugadores sea fluida y a que el aspecto sicológico esté en alza.

“Los conozco hace dos o tres años. Son muy buenas personas, buenos profesionales y, sobre todo, muy cercanos a sus jugadores. Creo que si nos va bien a todos, no sería malo que se quedaran”, dijo el juvenil Juan Delgado.

Por su parte, “Tito” se deja querer. “Creo que todo a su momento. No es un tema que me tenga sin dormir. Pienso y lo que quiero es conseguir los resultados. Después se verá”, señala.

“Cuando asumimos, teníamos claro que lo importante era subir el nivel grupal e individual. Por mucho que hemos avanzado en la tabla, seguimos preocupándonos de nosotros. Sólo pensamos en el partido de la semana”, agregó el ex goleador.

Para mañana, ante Universidad de Concepción, el único cambio respecto del duelo anterior será Justo Villar, por el desgarrado Eduardo Lobos, en el arco.

Fuente:Latercera.com

Anuncios