La Historia de un Invicto Monumental

Estamos ad portas de uno de los superclásicos más esperados en el último tiempo, principalmente por 2 factores: el primero es la lucha por el título, en el que Colo Colo se encuentra a 5 puntos del archirrival, por lo que en caso de no sumar de a 3, el cacique comienza a despedirse de la corona y el segundo factor es la cancha donde se disputará el choque, el Estadio Monumental, inaugurado definitivamente en 1989 recibió su primer clásico en 1990 con triunfo albo por 2-0. A la fecha y por torneos nacionales, Colo Colo ha recibido al archirrival en 24 ocasiones en Pedrero y las estadísticas favorecen cómodamente al Eterno Campeón, con 12 triunfos, 9 empates y sólo 3 derrotas. Sigue leyendo

El 99' Chamagol se los recuerda: "Campeón Hay Uno Solo" | Partidos con Historia

chamagol

Bienvenidos a un nuevo capítulo de “Partidos con Historia” en este especial donde recordarmos, las mejores visitas de Colo-Colo al archirrival en el último tiempo, en clásicos jugados en el Estadio Nacional, hoy recordaremos un clásico muy especial, jugado el 15 de Diciembre de 1999.

Ese día se jugó la última fecha del Campeonato Nacional de ese año, la contra había ganado el título unas fechas antes y pretendía dar la vuelta olímpica ante Colo-Colo, que no tuvo un buen torneo, pero sí la oportunidad de aguarle la fiesta al archirrival y no la podía desaprovechar, a continuación el testimonio de Sebastián González, en ese momento joven promesa alba, delantero titular y goleador del equipo,  así recuerda ese día Chamagol:

“Recuerdo perfectamente mi clásico favorito: fue el 15 de diciembre de 1999, cuando humillamos a la U que quería celebrar el título de campeón con nosotros. Fue un día muy especial, porque Colo Colo no venía bien y la Garra Blanca nos fue a pedir toda la semana que ganáramos como fuese ese partido.

Y esas ganas crecieron cuando estábamos en el túnel, a segundos de entrar a la cancha. Asomé la cabeza y, por el frente, venía Olarra, Superman Vargas y Musrri, dando la vuelta olímpica y burlándose de nosotros. Nos querían refregar el título en la cara. Nos dio tanta rabia que nos devolvimos, nos abrazamos y nos juramentamos ganar el clásico.

Ese equipo era dirigido por Carlos Durán y habíamos muchos formados en casa, así es que el sentimiento era mayor. Me acordé de que no me había puesto una polera que un garrero me había regalado y me devolví a ponérmela. Decía en el pecho “Campeón hay uno solo”.

Colo-Colo, que aparte del honor nada más se jugaba, salió con todo en busca de la victoria y al cabo de los primeros 45 minutos ganaba 2-0 con goles de Marcos Correa “Marquinhos” y Luis Ignacio Quinteros; durante la primera etapa, gran parte del sector norte del Estadio Nacional fue desalojado por Carabineros, supuestamente por poner en riesgo la celebración del título de la contra, ya que como recuerda el sobrino del “Chamaco”,  los jugadores sin estadio; a modo de burla, comenzaron a dar la vuelta olímpica antes del partido y al intentar pasar por el sector norte fueron recibidos con proyectiles por los hinchas albos; este hecho provocativo desató actos de violencia que terminaron con el desalojo de gran parte de la Garra Blanca.

En el complemento, Colo-Colo liquidó el partido con gol de José Luis Sierra de penal y en la celebración, un joven Chamagol se levantó la camiseta para mostrarle a los Colocolinos y recordarle al resto del estadio que “Campeón hay uno Solo”, se puede ganar un par de títulos, pero el Eterno Campeón es Colo-Colo, y los albos ese día se encargaron de recordárselo; en un año deportivo muy negativo como fue 1999, se derrotó con contundencia al archirrival, que pretendía la insolencia de celebrar un título a costa del rey del Copas. Este domingo, Colo-Colo no se disputa opciones al título, pero sí el orgullo, el honor, la tradición de derrotar al archirrival y dejarlo con las manos vacías, como tantas veces se ha hecho a lo largo de la historia, VAMOS COLO-COLO!!! .

#ColumnaDelHincha || "Alma, Corazón, Sudor, Coraje y Gol" – Vía Oscar Saldias


Muchas veces hemos escuchado de personas que nada conocen de futbol, ni de su pasión inmensa hacia un equipo, decir: “tanto fanatismo, ¿para que?, ¿Qué ganas con eso?…” algunos no saben que decir, pero yo si… es el orgullo máximo saber que los jugadores del plantel dejaron todo para ganarlo, jugar y dejar en claro que no solo es un puñado de jugadores, es un EQUIPO, el cual entró a la cancha con un solo objetivo, el de ganar, ganamos alegrías cuando vencen al equipo rival, es mucho mas que los 3 puntos a conseguir, es la honra, la hombría… la dignidad, pero existen momentos de muchas tristeza cuando los veo caer, aunque para ustedes jugadores es su profesión y su fuente de trabajo, para nosotros es el primer paso  para afrontar una nueva semana, piensen un momento, que en sus zapatos y en sus maravillas individuales, esta el motorcito de emociones para amar u odiar la semana, están las infaltables burlas al compañero de colegio, de trabajo, etc., o simplemente los fastidiosos malos ratos que tenemos que soportar por ser hincha del cuadro que perdió… es cierto que este juego es asi, pero tengan en cuenta que no están en un equipo de barrio, aunque en el barrio perder contra el equipo rival, significa mas que un gol, muchas veces el fanatismo se lleva al extremo y por una mala jugada, un gol viciado o errores, muchas veces se han pagado con sangre… entiendan que esto es lo mismo que en los barrios, pero televisado y con una hinchada que canta a las glorias del equipo, entiendan que no estan peleando el descenso a la segunda categoría, estan vistiendo y cargan en sobre su pecho la insignia que nos representa como nacion, como pueblo de raza indomita, como raza obrera oprimida, estan en el cuadro popular, en el equipo del pueblo, esto es Colo-Colo, donde solo sirve ganar y salir campeones, no por un tema existencialista ni de abaricia deportiva, es mas bien por el orgullo de ser Mapuche y de saber que nadie nos puede domar… ustedes podran ganar o perder este partido, pero lo que no podran hacer, es no ser recordados para bien o para mal, seran noticia en mucho tiempo, de estos partidos depende muchas veces su continuidad en el equipo y ganandose en la cancha a la hinchada, o la pifiadera monumental de todo Chile… Ustedes quizas nunca me conoceran a mi, ni a mi familia, quizas nunca sabran que he dejado compromisos de lado por venir a ver jugar un domingo mas al popular, quizas nunca sabran que muchas veces he quedado sin plata para pasar la semana, que he tenido que conseguirme plata para el otro dia, que me he enojado con mi pareja para venir a ver los partidos, que he llorado con cada gol en contra para los otros clasicos, que me han hechado de la casa por el fanatismo vertido en cada partido jugado, que duele mas para un hincha perder un clasico, que ser pateado por tu polola… para ustedes puede ser un encuentro mas, otro equipo que pasa para jugar un partido, pero para nosotros es en 90` minutos dejar la vida por estos colores, es sentir que te apoyan mas de 10 millones de chilenos, que todo Chile esta atento a lo que hacen, que sufrimos con cada pelota cerca de nuestra area, que dejamos la voz y alma gritando un gol, es por eso señores, que les pedimos que corran con el corazon, que sean unos hinchas mas de este equipo en la cancha, dejando la vida en ella, asi como la dejo David Arellano en cancha española de Valladolid, que tengan coraje al pararse en frente al rival y dejarles grabado en la retina que tenemos estampa de campeones, que van a ganar cueste lo que cueste, por esa alegria al pueblo, por ese momento de felicidad del indigente olvidando todas sus carencias, por ese rayo de luz al privado de libertad, por esa voz de esperanza al enfermo postrado en el hospital, por ese salto de una familia entera viendo el partido por televisión juntos, por el mejor regalo a un niño que nada tiene, por simplemente ser mejores que nuestros archirivales, por decirles QUE EN NUESTRAS CASA MANDAMOS NOSOTROS, POR HACERLOS SENTIR UNA VISITA “NON GRATA”… por todo lo que representa lo que es ser Colocolino, de ustedes depende, cuerpo tecnico, preparador fisico, jugadores, utileros, cocineros, etc., saquémonos la espina clavada del torneo pasado, dobleguemos a este rival que dice ser el mejor de America, dejémosle en claro que nadie nos falta el respeto menos en nuestra ruca, que somos mas que un equipo, somos una familia, UN PAIS ENTERO ESPERANDO ATENTAMENTE, QUE LA PELOTA BESE EL FONDO DE LAS REDES DEL ARCO RIVAL, QUE A ELLOS TODO LES FALLE, QUE NINGUNA JUGADA LES FUNCIONE… MUCHACHOS, ESTA ES NUESTRA OPORTUNIDAD DE SACAR A RELUCIR EL ALMA DE NUESTRA RAZA Y GRITARLES EN LA CARA QUE CON NOSOTROS EN LA CANCHA, NADA LES SALDRA Y QUE SEREMOS CAPACES DE SUDAR SANGRE Y DEJAR EL ALMA CORRIENDO POR DISPUTAR CADA BALON, QUE SEREMOS GUERREROS INDOMITOS CON CAMISETAS BLANCAS REPRESENTANDO NUESTRA RAZA Y NUESTRA SANGRE…

QUIZAS NI LEAN ESTA CARTA, PERO A LA DISTANCIA LES DIGO: “ESTO ES COLO COLO MIERDA, CORRE, LUCHA, PRESIONA, AGUANTA, GRITA… GANA!!!”

#CalentandoElSuperClasico El Clasico de Lucas Barrios 2×0

El Clasico en el cual Lucas Barrios las hizo todas con dos golazos, la Expulsion de Lucho Mena para evitar un Gol de Estevez y
el Penal atajado por El tigre Muñoz.

Si alguien se llevó los aplausos en el Estadio Monumental, ese fue Lucas Barrios. El argentino se vistió de figura en el Superclásico del fútbol chileno y con dos anotaciones le dio el triunfo a Colo Colo sobre Universidad de Chile.

Los dirigidos por Marcelo Barticciotto gozaron de su buen juego colectivo y se impusieron a un conjunto universitario carente de poder ofensivo y que no encontró nunca los hilos que le permitieran llegar con peligro al arco de Cristián Muñoz. La opción más clara fue un penal desperdiciado por Marcelo Salas y que el golero colocolino atajó.

En un entretenido primer tiempo, fueron los azules los que comenzaron presionando en terreno rival. Walter Montillo era el factor más desequilibrante con sus escapadas por izquierda, pero sus centros no encontraban camisetas azules y todo quedaba en nada. Marco Estrada se adueñaba de todas las pelotas paradas, pero ninguna consiguió crear riesgo para el arco colocolino.

A los 14′ minutos llegaría la primera opción clara del ‘Cacique’, cuando un balonazo de Gonzalo Jara buscaba a Lucas Barrios pero Miguel Pinto estaba sólido para cortar el juego. De a poco Macnelly Torres, Rodrigo Millar y el propio Barrios iban abriéndose los espacios dentro de la defensa azul.

El buen trabajo de los armadores colocolinos tendría sus frutos en el minuto 35, cuando una excelente triangulación entre de los albos y la habilitación final de Millar llegó a los pies de Lucas Barrios quien tras un fallido primer intento, aprovechó el rebote que dio el meta Pinto y en segunda oportunidad no perdonó. Era el 1-0 para los de Barticciotto y se sacaban la presión de toda una semana de críticas.
El gol desordenó a los universitarios y dejaron de llegar al arco rival. De hecho, Raúl Estévez increpó a Nelson Pinto y se armó una fuerte discusión entre los azules. Con este resultado se fueron al descanso.

Tras el descanso, Colo Colo sentía que debía ir por más y apenas empezados los segundos 45 minutos fueron a presionar y asfixiaban a una ‘U’ que no tenía salida. Estévez sencillamente se apagó, Montillo no fue el mismo y Salas no marcaba la diferencia.

La mala noticia para los albos llegaría al minuto 60, cuando Luis Mena fue expulsado por cometer una falta al borde del área grande, pero al ser el último hombre el juez Jorge Osorio no dudó en mostrarle la cartulina roja. Así, Colo Colo se quedaba con 10 y se abría una luz de esperanza para Universidad de Chile.
El Penal atajado de El “Tigre” Muñoz que le atajo a Marcelo Salas

Claro que la bondad de los locales no fue bien aprovechada por los pupilo de Salah y si bien Montillo tuvo la opción del empate, lo mejor correría por cuenta de Colo Colo.

Domingo Salcedo entregó para Barrios en la mitad del campo y el argentino sencillamente fue el protagonista de una obra de arte. Corriendo por la banda izquierda, el ariete colocolino se sacó a Martínez, corrió, encaró, aceleró, se dio un autopase, dejó en el camino a Olarra y pateó cruzado ante la salida de Pinto. Un golazo.

El festejo era enorme en el Monumental y la ‘U’ cada vez tenía menos opciones de conseguir el descuento. Opciones tuvo, pero no concretó. La más clara fue un penal cobrado por Marcelo Salas, pero que Muñoz adivinó el lado y dejó inmaculada su portería.

Final del partido y los albos que celebran una victoria que les da un respiro más que aliviador ante la mala racha que llevaban con Marcelo Barticciotto en el banco, mientras que en Universidad de Chile ahora se mantiene la incertidumbre de conseguir el ‘Chile3’.

#CalentandoElSuperClasico Campeones en Tu Cara , Prohibido Olvidar (3 Parte)

El cielo se vistió de blanco para celebrar la vigésima cuarta estrella del “Equipo que ha sabido ser campeón”. El “Cantemos todos” atronó en Ñuñoa, luego que Miguel Aceval sentenciara el triunfo.

Fue el premio al esfuerzo de un semestre, no del partido de ayer. Porque, en rigor, Universidad de Chile fue el ganador en los 90 minutos de juego, con una solitaria pepita de Luis Pedro Figueroa, a los 70 minutos, quien capitalizó a la pinta un centro desde la derecha de Marcelo Díaz.

Colo Colo salió a presionar, pero con displicencia, como esperando el error del adversario. La “U” aguantó y una vez que cachó que el león no era tan bravo como lo pintaban, agarró la manija.

Y con la entrada del cafetero Mayer Candelo en la segunda etapa, los azules estuvieron a punto de aguarle la fiesta al Indio, que estuvo lejos de su mejor nivel.

El “Matador” Salas, ganador de títulos donde ha estado, erró por un cachito un cabezazo a un minuto del tantán, con lo que habría sellado un nueva corona en su exitosa carrera.

Pero el Cacique contó con la suerte del campeón. Sin desmerecer los tremendos merecimientos por una campaña notable y una ofensiva que anotó 70 goles en el Apertura. A la postre, si en el fútbol hay justicia, fue un justo campeón.

LOS PENALES Y en la tanda de los penales, el Colo fue más efectivo. Claudio Bravo se despidió de su club conteniendo dos disparos. Anotaron Fernández, Suazo, Fierro y Aceval y falló Mena. En la “U” convirtieron Salas y Figueroa y guatearon los zurdos Droguett y Candelo. Para la historia, 4-2 desde los 12 pasos. Colo Colo campeón.

El capitán David Henríquez levantó el trofeo mientras la gallá deliraba con el “Dale campeón, dale campeón”. Luego vino la vuelta olímpica con la copa, para ofrecerla a los hinchas.

Video de los Penales , en donde se junta su mayor emoción


Y el Bichi Borghi soltaba las tensiones con la mesura de un crack en la cancha y en la banca. Un astro de nivel mundial que devolvió la alegría al juego y apostó por un fútbol ofensivo y contundente. Colo Colo vuelve a saborear un título esquivo desde el Clausura 2002.