Unifiquemos de Arica a Magallanes, todos a la calle

devuelvanColo Colo no es el equipo, tampoco entrenadores; no es lo que podría ser ni lo que fue. Colo Colo es lo que nosotros queramos que sea, coló Colo es por lo que nosotros trabajamos. Colo Colo somos nosotros!
Desde sus inicios que el club social y deportivo somos nosotros, su gente, su hinchada. Nació para marcar un cambio ideológico, deportivo y social, y por la gloria de esos 12 rebeldes debemos trabajar para mantener y hacer valer los ideales y metas del club social!
Juntos!
Estamos en las buenas, malas y las más malas, con toda la fuerza y desenfreno del araucano, mapuche, cacique que parca nuestro emblema.
Seas del movimiento que seas. Seas de la filial que seas, grupo político, social u económico del cual seas parte; Colo Coló somos todos y unidos como familia Colocolina vamos a surgir!
Abran la mente e imagínense:
Una avenida empastada de insignias de nuestro bicolorido, llena de hinchas; niños, jóvenes, abuelos, mujeres y hombres, todos marchando por un bien común y necesario:
Imagínense batucadas con cánticos del campeón, con bombos y energía, devoción y amor hasta llegar a romper la voz.
Imagínense rodeados de todos nosotros, colocolinos de corazón, colocolinos de nacimiento y con sangre de campeón, tal como la de ustedes.
Hermoso, no?
Entonces que están esperando? Los quiero ver a todos marchando por el Albo. Lo quiero a todos con la energía característica del colocolino. Los quiero a todos el sábado 5 de octubre apoyando al eterno, apoyando al campeón!!

Por A.Ormeño

Señores ByN: a la casa y a los dueños, se les respeta por @belulein

colocolo_8.470x0

Lo que ayer había sido para los colocolinos un día redondito por el Día del niño Colocolino y el triunfo ante D. Iquique, hoy en la mañana, para mí, dejó de serlo después de enterarme de la expulsión de dos compañeros de la Filial Luis Mena de su propia casa, el Monumental.

El sólo hecho de manifestarse en contra de la concesionaria, específicamente contra Arturo Salah y Anibal Mosa,  con un inofensivo cartel en palco, en contra de su asquerosa administración y gestión, creo que no es motivo para echar a alguien y menos de su propia casa. Casa de la que se adueñaron a punta de avaricia, poder y negocios; dejando de lado lo más hermoso que tiene Colo Colo, su alma, su gente, su pueblo.

Si bien ya nada bueno se puede esperar de ByN, creo que esto es INADMISIBLE para cualquier ser humano. Sí, para cualquier ser humano. Acá se ha pasado a llevar uno de los derechos más hermosos que tiene el ser humano, declarado en el artículo 19° de la Declaración Universal de Los Derechos Humanos, donde señala: “Todo individuo tiene derecho a la libertad de opinión y expresión; este derecho incluye el de no ser molestado a causa de sus opiniones, el de investigar y de recibir informaciones y opiniones, y el de difundirlas, sin limitación de fronteras, por cualquier medio de expresión.“¿Qué pasará por la cabeza de estos ladrones de cuello y corbata al pasar a llevar este derecho? ¿Quiénes son ellos para echarnos de nuestra propia casa? ¿Quién los invitó a pasar y a tener el honor de disfrutar de este sagrado lugar?

Esta es una muestra más amigos colocolinos de que hay que ponerse las pilas pronto y hacerse socio para acabar con el mal que aqueja a nuestro Club, el cual tiene un nombre y todos lo sabemos: Blanco y Negro. Queda poco para que sea fines de septiembre y los que somos socios y los que quieren ser, puedan votar para un mejor futuro del cacique a fin de año. Acciones como las que realizó ByN en cuanto a trato con nuestros socios, son las que no podemos dejar pasar y a las que hay que ponerle aguante y como dice el himno todo el “empuje y coraje” para salir de este hoyo, el cual hasta ahora, parece no tener fondo.

Los señores de ByN mucho de negocios pueden saber, lo que desconocen es la fuerza del pueblo colocolino, quienes ya tenemos los días contados para esta S.A. Desconociendo también las consecuencias del trato vejatorio contra el CSD, de la mano de Raúl Labán, quien si bien ganas y entusiasmo no le han faltado, personalmente creo que en la práctica, que no ha hecho mucho. Ojalá que para la próxima piensen bien al echar a un colocolino de su casa, porque del corazón, ni cagando. Podrán entorpecer el proceso de incorporación de nuevos socios, pero las ganas, ni cagando. ¿Ayudar con estas actitudes a la crisis del club de nuestros amores? NI CAGANDO.

Hermanos, compañeros, socios, simpatizantes colocolinos, la solución es una sola y es hacernos socios, porque si hay algo más lindo que ser colocolino, es haciéndose socio y poder entre todos por fin, SALVAR A COLO COLO.

 

Golear: una costumbre ‘casi’ olvidada Por David Castro

1782902

Siempre, pero siempre se puede volver a empezar. No es fácil retomar la senda de triunfos y goleadas habituales a las que Colo Colo nos tenía acostumbrados en años anteriores, sin embargo el triunfo 3-0 sobre Rangers de Talca por Copa Chile abre una cuota de esperanza.

Eso de que “el gigante estaba dormido” comienza a tomar más fuerza que nunca, y no sólo porque se ganó por una amplia diferencia ante los ´piducanos’, sino también porque se jugó bien, se controló el partido e incluso a ratos se jugó a una intensidad pocas veces vista en el ‘Cacique’ en el último tiempo.

El gol de Carlos Muñoz recién iniciado el compromiso -3 minutos-, ilusiona a todo un pueblo colocolino con la posibilidad de repetir logros alcanzados bajo la dirección técnica de Gustavo Benítez en su proceso anterior (1995 a 1998). Los hinchas estamos ansiosos de ver nuevamente a nuestro amado club donde merece estar: en lo más alto del fútbol nacional e internacional. Es por lo mismo que al más mínimo cambio positivo nos excitamos con facilidad y soñamos con que sea el puntapié inicial del repunte definitivo.

Que Colo Colo siempre viene de atrás, que cuando empieza perdiendo es capaz de dar vuelta el marcador, por muy difícil que parezca, eso de que de atrás pica el indio, son todas frases llenas de historia que ahora más que nunca podrían volverse a repetir. Poco a poco comienza a existir ese sentido de identidad, de pertenencia en los jugadores. El equipo se va empapando de lo que significa estar en Colo Colo, de su importancia, y eso en gran medida es gracias al DT paraguayo, que con sus declaraciones ha dejado en claro que confía en el plantel que posee y en la calidad de sus jugadores.

 La llegada de Gustavo Benítez a la banca alba significa el arribo de una persona que sabe lo que significa estar en Colo Colo, que sabe de triunfos –torneo nacional 1996, Clausura 1997 y torneo nacional 1998, además de la Copa Chile de 1996 y de llegar a semifinal de Copa Libertadores y Supercopa 1998 en el ámbito internacional- y que poco a poco va encontrando el equipo.

La victoria sobre Rangers fue distinta. Se había ganado en el torneo nacional pasado, pero ninguno de los triunfos se hizo jugando bien, lo que era aún más preocupante. A eso se sumó la derrota frente a Unión San Felipe en el estadio Monumental por Copa Chile, caída que los jugadores dejaron atrás rápidamente en el duelo frente a los talquinos.

Jugando bien, presionando en todas las líneas y con mucha contundencia en ofensiva, Colo Colo mostró sus credenciales ante un  rival que nada pudo hacer frente a un equipo que amenaza con retomar el tranco ganador y goleador, en un encuentro que tuvo el debut bajo los tres palos del arquero paraguayo Justo Villar, quien demostró jerarquía, ordenó a la defensa y además se dio el lujo de contener un penal en el inicio del segundo tiempo.

Al debut de Villar se sumó el de Fabián Benítez como titular, quien pese a ser cuestionado tras su llegada al club y a tener todas las miradas de los hinchas albos sobre sus hombros, respondió de buena manera, recuperó balones y entregó de manera criteriosa en el mediocampo albo. Asimismo otro de los refuerzos para esta temporada, Jason Silva, fue titular y también mostró sus credenciales asociándose constantemente con los volantes y con sus compañeros en ataque.

Si a esto sumamos el ascendente nivel mostrado por Mauro Olivi y el regreso goleador de Carlos Muñoz, quien convirtió dos de los tres goles albos –el otro lo hizo Gonzalo Fierro de tiro libre-, es imposible no ilusionarse.

Colo Colo sumó sus primeros tres puntos en el grupo 5 de la Copa Chile, y aunque quizás mi fanatismo me está haciendo ver cosas donde no las hay, este encuentro nos da el derecho a mí y a todos los hinchas colocolinos de soñar y creer en un ‘Cacique’, aunque todavía herido y con mucho trabajo por delante, muy cerca de reaccionar.

David Castro

HAZTE SOCIO. Si queremos salvar al Club Social y Deportivo Colo-Colo por Sebastían Munizaga

IMG_0280 copia

Foto:ccdt

Todos recordamos al Colo-Colo del 1996-1997, también al equipo más involucrado con el sentimiento a la camiseta como fue el 2002, o lo más reciente: el plantel del 2006-2007 lleno de jugadores proveniente de la cantera.

Todos recordamos que los clubes solían venir con un cierto miedo a jugar en el Monumental,  y ahora todos nos faltan el respeto en nuestra propia cancha.

Todo esto se ha perdido con el paso de los años en los que Blanco & Negro ha estado al mando del popular. Malas contrataciones, malos manejos tanto en el primer equipo como en la cantera y mala administración de fondos; es lo que ha hecho principalmente esta S.A al club.

Todos queremos ver nuevamente a ese Colo-Colo aguerrido como en el 96. Todos queremos ver a ese Colo-Colo con amor a la camiseta del 2002. Todos queremos ver a ese Colo-Colo guerrero con amor a la camiseta, con la jerarquía del 2006-2007. Todos queremos que el Monumental vuelva a ser el estadio más temido del fútbol chileno.

Para volver a ser como antes hay solo una posibilidad: HAZTE SOCIO. Si queremos salvar al Club Social y Deportivo Colo-Colo,  la única forma es haciéndose socio. Todos sabemos que es un proyecto bastante largo,  pero para recuperar al cacique esta es la única forma. Si cada hincha pone su granito de arena, pone su coraje, pone su garra, pone su disposición; podemos lograr mucho, y lo más importante… podemos lograr sacar a Blanco & Negro de donde nunca mereció estar.

Como dice nuestro nombre: SALVEMOS A COLO-COLO, HAZTE SOCIO.

 

La sociedad Colo Colo por Tomás Arellano //#LaColumnaDelHincha

contra ohggins 4 a 1 2007 7El fútbol es un deporte que se juega colectivamente, se contempla en masa, se comparte en familia y se comenta con amigos. Todo es en sociedad, el juego consiste en coordinar el trabajo en equipo y las individualidades, no sirven salvo en unas pocas ocasiones.

Ahora bien, a nivel administrativo no es menos importante saber coordinarse y remar para el mismo lado y al mismo ritmo. Así también debe pensarse en el manejo financiero de un club, que es un club social y deportivo, y más aún si es el club más popular de Chile, ¿o no? ¿Con este convencimiento de que es un club SOCIAL y DEPORTIVO, es que han sido capaces de poner a una “sociedad” anónima a cargo de la institución?

Creo que no hay nada menos social que una sociedad anónima, dentro de la cual cada uno vela por sus intereses, sus acciones, sus números. Y el rol social que cumple el fútbol, ¿dónde queda? ¿Hay un deporte más social que el fútbol? El fútbol une a la gente, a pesar de los colores, así ha sido y siempre será. Cómo puede entonces, pensarse en lucrar con él.

Hoy en día hemos aceptado que se haga negocio de todo, porque así está el mundo, nadie puede abstraerse de esta plaga que es el consumismo.  Pero bien podemos comprar los gorros y banderas a la salida del estadio, y de pasada ayudar a la señora a hacerse su sueldo mínimo. Esto porque no afecta a la actividad en si misma. El partido se jugará igual, con más o menos banderas. A la semana siguiente habrá gorros de lana y bufandas para los regalones, y ya en verano las viseras serán la moda. Y nada de esto afectará al equipo. No así, las camisetas, que se renuevan cada año y detrás de las cuales hay todo un plan de marketing de las grandes marcas, las que a su vez pertenecen a consorcios de los mismos señores de esta “sociedad”. Estas cosas si que pueden derribar los ideales de cualquier institución.

El souvenir y merchandising que se vende como pan caliente, el arriendo de parte del estadio y el mayor negocio de todos, el CDF. Y si a todo esto le sumas la venta de jugadores, que no alcanzan ni a mojarla y los largan, vemos que el fútbol es un atractivo mercado. Pero ¿qué nos importa a nosotros esto?, ¿qué tiene que ver con Arellano y los ideales del primer equipo? David fundó un club para disfrutar del deporte y hacer vida de verdadera familia. Pero todas estas personas que quieren sacar algún  rédito de Colo Colo, han desvirtuado el objetivo inicial, lo han torcido ciento ochenta grados a la derecha.

A pesar que esto no es nuevo (a lo largo de la historia del club han llegado varios a sacar provecho. Leí una vez que había cigarrillos en los años 40, que venían con la cara de David Arellano, al reverso. La política también, como en el gobierno de Ibáñez del Campo, y sin ir más lejos, recuerdo a Piñera poniéndose la camiseta, que burdo!!).

La diferencia es que hoy en día a estas personas oportunistas no les da ningún asco institucionalizar el arribismo, ponerle nombre y elegir una directiva, que trabaje día a día para chupar sangre de donde se pueda.

Algunos no le ven sentido al fútbol, más allá de ver a la Roja “de todos”. Pero todo pasa por querer a un equipo, por seguirlo, identificarse con sus logros, verlo crecer, desarrollarse, como uno también va desarrollándose como persona. Colo Colo satisface todas esas necesidades y más, porque no solo crece contigo, si no que también se cae contigo. A veces, (como ahora) debemos acudir en su ayuda, pero muchas otras veces sus triunfos nos levantan a nosotros y podemos despertar en la mañana e ir al trabajo con la frente en alto a decirles a todos “mi equipo ganó”.

Nuestra conexión con el equipo puede ser ínfima, desde ver los partidos por la tele, asistir al estadio, ir a la Garra, incluso apoyar monetariamente. Pero no es medidor del sentimiento cada una de esas cosas, incluso una relación íntima pero constante, como de ver cada uno de los partidos, o simplemente escucharlos por la radio y gritar es más fuerte que tener todas las camisetas originales.

Como conclusión de todo lo anterior, le hago un llamado a todos los colocolinos (es difícil, lo se) pero tratemos de no caer en la trampa, no comprar todo lo que lleve la insignia. No comprar todo lo que diga Full ultra Premium. Con solo pequeñas acciones cotidianas podemos ayudar a recuperar el club. No somos una sociedad anónima, somos una sociedad conocida, somos Colo-Colo.