Una noche llena de historia Alba


 

En 1992 el dirigente Jorge Vergara, luego de un encuentro de Colo-Colo en España, llega con la idea de imitar la presentación del plantel que hace cada comienzo de temporada el Atlético Madrid en su llamada ‘Noche Colchonera’ y así esa temporada se realiza la primera ‘Noche Alba’, donde un espectáculo de artistas, fuegos artificiales, presentación del plantel y un partido entre los llamados titulares y suplentes, dieron inicio a una tradición en el fútbol chileno que ahora casi todos los equipos realizan.

En la primera ocasión fue presentado Claudio Borghi y Aníbal ‘Tunga’ González.

El trasandino, campeón del mundo con Argentina sólo 6 años antes fue figura en el Cacique, al igual que González, que se proclamó goleador del balompié nacional.

La ‘Noche Alba’ de 1993 debe ser una de las más recordadas. Antes del evento se habló de figuras de la talla de Óscar Ruggeri, Boban, Larssen o Francescoli.

Pero luego del show de luces y pirotecnia y música los nombres que se anunciaron fueron los de Juan Umaña, Fernando Vergara, Eduardo ‘El Tanque’ Hurtado, Jorge ‘Coke’ Contreras y Patricio Yáñez.

A lo largo de tantos años de ‘Noche Alba’ hay datos curiosos, como que uno de los grandes ídolos del Cacique, Marcelo Barticciotto fue presentado en la edición de 1996, a pesar que había sido campeón de América 5 años antes.

En 1998 sólo se anunció un solo refuerzo. Wilson Contreras, mientras que la mayor cifra fue en 2000 con 15 jugadores: Pedro Acevedo, Héctor Adomaitis, Francis Ferrero, Cristián ‘Pistolo’ Flores, Felipe Flores, Jaime González, Luis Guajardo, Frank Lobos, Jaime Lopresti, Esteban Mancilla, Cristián Olivares, Raúl Palacios, Carlos Reyes, Claudio Salinas y Arturo Sanhueza.

Obviamente a lo largo de los años se han producido historias y anécdotas. Para la mayoría una de las llegadas más espectaculares en una ‘Noche Alba’ fue cuando en 1999 el nuevo director técnico, el brasilero Nelsinho Baptista llegó en helicóptero al césped de Pedreros, pero muchos olvidan la de Claudio Borghi en 1993. Quien fue escondido desde su llegada a Chile en la casa del dirigente Ricardo Weisselberger, para el día de la presentación ser llevado en un vehículo con vidrios polarizados. La llegada del ‘Bichi’ dio origen al ‘tapado’ de cada año.

Pero muchos jugadores que triunfaron en Colo-Colo no fueron nunca presentados en la fiesta que da inicio a cada temporada. Sólo tres ejemplos: Pedro Reyes, Marco Etcheverry y Marcelo Espina,

Pero no todo ha sido sonrisas, un bochorno se vivió en 1996. El jugador de Unión Española, Ricardo Rojas es presentado al estadio lleno. El futbolista realizó el ritual de tomar el escudo y besarlo, pero faltaba un pequeño detalle, el pase era del cuadro hispano que finalmente llegó a acuerdo con Universidad de Chile, club donde al final jugó ese año.

Otra anécdota ocurre ese año, cuando Jorge Vergara días antes de la ‘Noche Alba’ invita a una cena a los periodistas que tenían como frente noticioso al Cacique. En la comida, los reporteros analizaban quien podía ser un nuevo refuerzo, trataban de sacarle el dato al peculiar directivo. Mientras los atendía un garzón algo tímido… que días después saltaba a la cancha del Monumental, mientras el locutor del estadio decía: “Proveniente de Sao Paulo, Emerson Pereira”.

115 futbolistas han sido presentados desde 1992, 84 de ellos chilenos, 15 argentinos, 7 paraguayos, 4 uruguayos, 3 brasileros y 1 ecuatoriano y colombiano, lo que de una otra forma han tratado de hacer crecer la historia de Colo-Colo, a la que desde mañana, se sumarán otros futbolistas que querrán escribir en letras doradas su paso por el más grande de Chile.

Por: @jcpaez

La Historia del hincha Fantasma

colocolo91


 

Era la final de la Copa Libertadores de América de 1991. Olimpia de Paraguay contra Colo Colo de Chile. Un muchacho entró en el campo y corrió hacia los jugadores del equipo local mientras éstos posaban para los fotógrafos. Esa noche, el Colo Colo ganó aquel campeonato por única vez en su historia y los aficionados empezaron a atribuirle esa suerte a la milagrosa aparición del niño.

Se acaba de arrojar y ya se convirtió en una leyenda. En una de las fotografías más extrañas del fútbol chileno, hay un aficionado anónimo que tiene los ojos bien abiertos, el cuerpo semirrecostado y la cara cubierta de colores. Es el miércoles 5 de junio de 1991, una noche muy fría en el Estadio Monumental, en Santiago de Chile, y en las tribunas hay unas sesenta mil personas. El muchacho está en el centro del campo, tiene los orificios de la nariz bien abiertos y la boca parece aspirar una bocanada de aire a causa del esfuerzo por llegar a la escena. Detrás de él posan abrazados los once jugadores del Colo Colo que, noventa minutos después, habrán ganado por primera vez la Copa Libertadores de América. Están tensos. Ninguno sonríe para la posteridad. La felicidad del niño brilla en medio de ese cuadro sombrío, como si hubiera calculado su jugada maestra con semanas de anticipación. Adelante hay unos treinta fotógrafos y camarógrafos que ni siquiera han advertido la presencia del intruso y capturan las imágenes en los seis segundos que dura ese instante oficial: el equipo posando antes de la batalla. Pero allí también está ese niño, que ha tenido que evadir quién sabe a cuántos policías, barreras y controles antes de aterrizar en esa fotografía. Los hinchas que esa noche lo vieron por la televisión debieron de morirse de envidia y de admiración. Era el único aficionado en el campo y, por el gesto en su cara, parecía el muchacho más feliz del planeta.
Al día siguiente, su rostro semioculto como el de un superhéroe anónimo fue parte del póster oficial del equipo campeón de la Copa Libertadores de América. La imagen circuló por todo Chile. Millones de chilenos celebraron ese campeonato continental, el primero que obtenía un equipo de su país. También se preguntaban por ese muchacho de la fotografía. Un programa de televisión hasta intentó encontrarlo, pero no tuvo éxito. ¿Quién era El hincha fantasma?

El fotógrafo deportivo José Alvújar no llegaba a los treinta años cuando fue a cubrir ese partido que él considera la primera gran historia de su carrera. «Lo que me acuerdo con claridad es que hacía bastante rato que el pendejo andaba en la cancha, y lo único que rogábamos los fotógrafos era que él no llegara a la foto», dice dieciséis años después de aquel partido. Ahora lleva el pelo largo, una barba canosa y es uno de los mejores fotógrafos deportivos de Chile. Esa noche lo acompañaba un grupo de experimentados camaradas. El joven Alvújar tenía una misión particular: obtener la imagen del gol de Colo Colo, el equipo local. Pero, antes del juego, corrió al centro del campo para sacar la fotografía oficial: la oncena titular de ese equipo. Los jugadores comenzaban a formarse cuando él notó que un niño corría hacia el cuadro. «Siempre he dicho que la foto tiene su momento y por ese motivo uno obtiene lo que el lente puede captar –dice Alvújar–. No hubo tiempo para detener nada. En ese momento pensé que lo que hacía ese muchacho era una coordinación perfecta para cagarnos la foto. El registro se iba a ensuciar con ese niño. Y en mi cabeza lo único que se repetía mientras disparaba era: un estorbo, un estorbo, un estorbo».

Cuando la pose protocolar del Colo Colo concluyó, faltaban dos minutos para que comenzara el partido de fútbol más importante de la historia de Chile (ningún equipo del país ha vuelto a ganar la Copa Libertadores de América). Los fotógrafos tenían la imagen oficial. Los jugadores se dispersaron por el campo de juego. Al muchacho lo capturó un policía. Y nadie supo de él. Su rostro nunca volvió a verse en el Estadio Monumental. Tampoco él apareció para decir, sí, yo fui El hincha fantasma. O como dicen algunos: El jugador número doce en esa fotografía.

El hincha Fanstama es  Luis Mauricio Recabarren lamentablemente cayo en la droga y en medio de ese ambiente participo en varios
asaltos. Cumplía una condena de 5 años en la carcel muere victima de una leusemia , el Famoso Hincha Fantasma esta Muerto.

Solo un meses  antes de terminara  su condena Luis Mauricio Recabarren  murío el 10 de julio de 1999 en la posta en la penitenciaría de de santiago.

Hace un tiempo atrás el programa Zoom Deportivo realizo un reportaje

Campeones frente a Unión Española


 

El Campeonato Nacional de 1970 fue extenso y quedará marcado en la historia por ser la décima estrella que bajó el cuadro albo en un torneo que peleó palmo a palmo con Unión Española, a quienes venció en el partido de desempate.

Primero ambos enfrentaron el Torneo Metropolitano, donde jugaron los equipos de Santiago más O’higgins.

Ahí los hispanos derrotaron 2-1 a los albos en su primer duelo en Santa Laura, luego en el Nacional, la victoria fue del Cacique por 1-0.

Los de la Plaza Chacabuco fueron primeros con 22 puntos y los colocolinos terceros con 15.

Luego vino la segunda fase, donde nuevamente se enfrentaron. En Ñuñoa fue igualdad a 2 tantos, y en Independencia fue 1-1.

Se llegó a la etapa final, donde Unión Española era el favorito ante un Colo-Colo que no era campeón desde 1963. Por su parte los hispanos contaban con Juan Olivares, Juan Rodríguez, Antonio Arias, Francisco Valdés, el paraguayo Eladio Zárate y el “Pollo” Leonardo Véliz.

En la última fecha el cuadro de colonia llegaba con ventaja ya que en la penúltima le había ganado justamente a Colo-Colo por la cuenta mínima. Pero nadie contaba con que cayera en Santa Laura 1 a 2 con Everton y que los albos derrotaran 2-1 a Green Cross lo que obligó a un partido de desempate que se jugó la noche del 27 de enero de 1971 en el Estadio Nacional.

Ese día es recordado porque se tituló de ídolo albo el brasilero Elson Beyruth, ya que gracias a una descollante actuación de él Colo-Colo venció 2 a 1, bajando su décima estrella.

“El primer gol fue de oportunismo. En una jugada de tiro libre, la defensa de Unión Española esperaba el disparo de Leonel Sánchez, quien se la tocó a Gerardo Castañeda, hubo un rebote y le pegué de primera, de zurda a un ángulo. Al terminar el primer tiempo nos empataron (Carlos Pacheco) y así finalizaron los 90 minutos. Llegamos al tiempo suplementario y un centro del “Keko” Ramírez fue disputado por mi compañero Víctor Zelada con Raúl Angulo, la pelota dio un bote y pasé en velocidad a Juan Rodríguez y ante la salida de Juan Olivares, resolví con calma –para definir era tranquilo-, le di de zurda, abajo, despacito.. Di la vuelta olímpica en andas, con todo el estadio gritando: ¡Bey-ruth… Bey-ruth!” recuerda el brasilero en una entrevista concedida al periodista Luis Urrutia O’Nell.

Dentro de las curiosidades del triunfo el gol que significó la corona no fue vista en la transmisión televisiva, pues se cruzó en la cámara el diputado Mario Palestro, quien se encontraba en el estadio y se paró para celebrar antes que fuera el gol.

La verdadera Historia del Estadio Monumental por @PatricioCaro


 

La verdadera historia del Estadio Mas lindo del Mundo , el Estadio Monumental. Estadio en el cual se siente el triunfo y el aire
de campeón. Nuestra Casa blanca, que algunos nos señalan como un regalo por parte de Pinochet.

Aca existe una aclaración por parte de Juan Cristobal Guarello

Por por otro el Diario THE CLINIC Nº 195, del 14 de Diciembre aparece el siguiente texto en un artículo de Chomsky: 

“Conocedor de la sentencia de Marx de que la religión es “el opio del pueblo”, Pinochet recurrió al fútbol-religión y intentó utilizar a Colo Colo en la vispera del plebiscito de 1988 al anunciar la construcción del estadio de Pedreros. No pasó de ser una promesa electoral y desde la propia digeder, su director, el general Carlos Ojeda, se encargó de precisar que no se contaba con presupuesto para la obra.
El gobierno de Pinochet no aportó ni un solo centavo para terminar el Monumental, pero el mensaje se hizo carne en los fanáticos de U. de Chile que corean “el estadio de Pinochet” y no hay argumento que los convenza de lo contrario. Esos mismos hinchas prefieren ignorar que el contrato del entrenador Luis Santibáñez en los azules se firmó en La Moneda en la oficina de Ambrosio Rodríguez, Procurador General de la Republica y hombre de confianza de Pinochet”

Agrego que se termino con la plata de la venta de Hugo Rubio y otros y con plata puesta por los socios e hinchas, pues el estadio ya estaba avanzado cuando se acabaron los fondos y hubo que recurrir a los recursos de ventas de jugadores

 

APARTE ESTE SUJETO AMBROSIO RODRIGUEZ tambien al igual que FREI les prometio un estadio para que U. de chile (ratonas) jugaran de local ¿con que dinero? todos saben del gobierno,  que en una dudosa consecion les dio los terrenos del caracol azul y les compro los terrenos de la ciudad azul, tambien este personaje les prometio un estadio Ciudad para que jugaran

Sobre el estadio… hasta el año 1987 se intentó conseguir el dinero para construir el estadio… pero nada salía… en ese tiempo llegó Peter Dragicevic, el empresario. El consiguió los auspicios de Coca-Cola, Lan Chile, Puma, Philips, Carozzi, Viceroy, y Costa (espero que no se me olvide alguno)… y con la ayuda de los socios y los patrocinadores las finanzas alcanzaron casi $200 millones… lo que faltaba, alrededor de 300 millones, lo tenían pensado recolectar en una colotón… ¿qué pasó en ese tiempo? … Pinochet estaba a puertas de un plebiscito que decidiría si continuaba o no en el poder y por eso quería MEJORAR SU IMAGEN, FINGIENDO SER EL SOCIO NUMERO UNO DE COLO-COLO… y por eso le hizo una llamada a Peter… te cito textual la información:


“El presidente Pinochet quiso involucrarse en la situación para promover su imagen al pueblo chileno. Matamala incluye la conversación que tenían Pinochet y Dragicevic.
-Entiendo que están construyendo su estadio.
-Así es, Presidente. Ya estamos empezando las obras.
-Y necesitan plata para terminarlo.
-No, Presidente. Ya tenemos los fondos reunidos.
-O sea que no necesitan más plata.
-No, Presidente. Ya está el dinero reunido para hacer el estadio.
La conversación decepcionó a Pinochet porque su intención era contribuir 300 millones de pesos para el proyecto. Sin embargo, Dragicevic pensó que “No quería que su querido estadio pasara a la historia como un regalo de Pinochet.”

Pero como Pinochet no se iba a rendir, llamó al dirigente de deportes de la época y le insistió que debían pasarle los recursos al Albo… hicieron el anuncio público y todo… pero, Peter llamó a una conferencia de prensa para aclarar que habian rechazado el dinero, pero claro, nadie se acuerda de aquella conferencia.