La Historia de un Invicto Monumental

Estamos ad portas de uno de los superclásicos más esperados en el último tiempo, principalmente por 2 factores: el primero es la lucha por el título, en el que Colo Colo se encuentra a 5 puntos del archirrival, por lo que en caso de no sumar de a 3, el cacique comienza a despedirse de la corona y el segundo factor es la cancha donde se disputará el choque, el Estadio Monumental, inaugurado definitivamente en 1989 recibió su primer clásico en 1990 con triunfo albo por 2-0. A la fecha y por torneos nacionales, Colo Colo ha recibido al archirrival en 24 ocasiones en Pedrero y las estadísticas favorecen cómodamente al Eterno Campeón, con 12 triunfos, 9 empates y sólo 3 derrotas. Sigue leyendo

Ante Audax bajamos la estrella número 20 // Partidos con Historia

Luego una sequía de títulos nacionales que se prolongó por 2 largos años, para el Campeonato Nacional de 1996, Colo Colo con el ratificado Gustavo Benítez en la banca, había dominado el torneo desde el principio con un rendimiento sencillamente excepcional. Entre los hitos de ésta gran campaña podemos citar la victoria 3-1 frente a Católica en pedreros (5º fecha), el gran triunfo obtenido frente al archirrival por 2-0 como visita que los sacó de la carrera por la corona (26º fecha) y númerosas goleadas y actuaciones contundentes contra varios equipos del torneo; todo ello sumado a las grandes campañas en Supercopa (Semifinales) y Copa Chile (que terminaríamos ganando) hacía presagiar que la temporada 1996 tendría un gran final.

Pero había que ratificar todo lo bueno hecho durante el año bajando la tan ansiada estrella número 20, fue así como llegó el Domingo 17 de Noviembre de 1996, penúltima fecha del campeonato nacional de aquel año, Colo Colo con 62 puntos era el líder indiscutido del certamen – seguido por el más escolta de todos, la U. Católica- recibía en el Estadio Monumental al nada de sencillo Audax Italiano, era el último partido de local y sólo se necesitaba un punto para dar la vuelta olímpica, en conclusión la consigna de aquella tarde era una sola: SER CAMPEON

El eterno saltó a la cancha con Claudio Arbiza en portería, David Henríquez, Pedro Reyes, Juan Carlos González, Fabián Guevara, Emerson Pereira, Mario Salas, Marcelo Espina, José Luis Sierra, Fernando Vergara e Ivo Basay. El marco de público en Macul fue de 58.051 personas ansiosas de celebrar un nuevo campeonato y Colo Colo no falló; ya con el 0-0 la fiesta se aseguraba pero el público quería que la fiesta fuera total, la que desató al minuto 61 cuando Fernando Vergara con un cabezazo bombeado venció al portero visitante e infló las redes del arco norte del Monumental, sólo para la estadística quedaría el empate convertido por gran Claudio Borghi para Audax en los descuentos, luego del pitazo final, el carnaval se instaló de Arica a Magallanes, COLO COLO ERA NUEVAMENTE CAMPEON, había bajado su estrella número 20, en un partido donde un joven delantero albo llamado Héctor Tapia ingresó en los últimos minutos.

Han pasado poco más de 17 años y mañana 5 de Enero de 2014, Colo Colo comienza el camino que nos conduzca a lo que todos esperamos, bajar la estrella número 30 y nuestro primer rival es precisamente Audax Italiano en un Estadio Monumental plagado de ansiosos colocolinos por ver a nuestro amado cacique levantar nuevamente la copa de campeón. En la banca estará aquel joven delantero de 1996, encabezando un cuerpo técnico completamente identificado con éstos colores, que de seguro transmitirán a la cancha lo importante que es vestir el indio en el pecho, vamos Colo Colo, vamos por una nueva estrella!!

El 99' Chamagol se los recuerda: "Campeón Hay Uno Solo" | Partidos con Historia

chamagol

Bienvenidos a un nuevo capítulo de “Partidos con Historia” en este especial donde recordarmos, las mejores visitas de Colo-Colo al archirrival en el último tiempo, en clásicos jugados en el Estadio Nacional, hoy recordaremos un clásico muy especial, jugado el 15 de Diciembre de 1999.

Ese día se jugó la última fecha del Campeonato Nacional de ese año, la contra había ganado el título unas fechas antes y pretendía dar la vuelta olímpica ante Colo-Colo, que no tuvo un buen torneo, pero sí la oportunidad de aguarle la fiesta al archirrival y no la podía desaprovechar, a continuación el testimonio de Sebastián González, en ese momento joven promesa alba, delantero titular y goleador del equipo,  así recuerda ese día Chamagol:

“Recuerdo perfectamente mi clásico favorito: fue el 15 de diciembre de 1999, cuando humillamos a la U que quería celebrar el título de campeón con nosotros. Fue un día muy especial, porque Colo Colo no venía bien y la Garra Blanca nos fue a pedir toda la semana que ganáramos como fuese ese partido.

Y esas ganas crecieron cuando estábamos en el túnel, a segundos de entrar a la cancha. Asomé la cabeza y, por el frente, venía Olarra, Superman Vargas y Musrri, dando la vuelta olímpica y burlándose de nosotros. Nos querían refregar el título en la cara. Nos dio tanta rabia que nos devolvimos, nos abrazamos y nos juramentamos ganar el clásico.

Ese equipo era dirigido por Carlos Durán y habíamos muchos formados en casa, así es que el sentimiento era mayor. Me acordé de que no me había puesto una polera que un garrero me había regalado y me devolví a ponérmela. Decía en el pecho “Campeón hay uno solo”.

Colo-Colo, que aparte del honor nada más se jugaba, salió con todo en busca de la victoria y al cabo de los primeros 45 minutos ganaba 2-0 con goles de Marcos Correa “Marquinhos” y Luis Ignacio Quinteros; durante la primera etapa, gran parte del sector norte del Estadio Nacional fue desalojado por Carabineros, supuestamente por poner en riesgo la celebración del título de la contra, ya que como recuerda el sobrino del “Chamaco”,  los jugadores sin estadio; a modo de burla, comenzaron a dar la vuelta olímpica antes del partido y al intentar pasar por el sector norte fueron recibidos con proyectiles por los hinchas albos; este hecho provocativo desató actos de violencia que terminaron con el desalojo de gran parte de la Garra Blanca.

En el complemento, Colo-Colo liquidó el partido con gol de José Luis Sierra de penal y en la celebración, un joven Chamagol se levantó la camiseta para mostrarle a los Colocolinos y recordarle al resto del estadio que “Campeón hay uno Solo”, se puede ganar un par de títulos, pero el Eterno Campeón es Colo-Colo, y los albos ese día se encargaron de recordárselo; en un año deportivo muy negativo como fue 1999, se derrotó con contundencia al archirrival, que pretendía la insolencia de celebrar un título a costa del rey del Copas. Este domingo, Colo-Colo no se disputa opciones al título, pero sí el orgullo, el honor, la tradición de derrotar al archirrival y dejarlo con las manos vacías, como tantas veces se ha hecho a lo largo de la historia, VAMOS COLO-COLO!!! .

Una celebración que pasó a la historia | Partidos con Historia

espinabanderin


 

Comenzamos la semana previa al Superclásico, en ésta sección donde recordaremos las mejores visitas de Colo-Colo al archirrival en el coloso de Ñuñoa,  escenario del partido de este domingo y comenzamos con una página escrita por un volante argentino, seleccionado de su país, que llegó al popular en 1995 a jugar una sola temporada y terminó quedándose prácticamente por el resto de su carrera, con esta camiseta dijo adiós al futbol en 2004, luego de ganar varios títulos, convertir inolvidables goles y regalarnos tantas alegrías, ayer estuvo de cumpleaños, y como regalo es el primer invitado de este especial “Superclásico” de Partidos con Historia, el capitán Marcelo Fabián Espina.

Corría 1996 y Colo-Colo se cruzaba con el archirrival en las semifinales de la Copa Chile, si bien el popular era líder sin contrapesos en el Campeonato Nacional, tenía una deuda pendiente con los azules, luego de haber caído por la cuenta mínima en el superclásico de la primera rueda, que se vería incrementada luego del partido de ida de esta semifinal, donde el cacique cayó por 2-3, en una de las pocas victorias del equipo sin estadio en pedreros; partido recordado también por las expulsiones del atacante Colocolino Fernando Vergara y el portero de la contra Sergio Vargas, luego de una pelea en la que el primero introdujo a golpes al segundo, en el arco norte del Estadio Monumental.

La vuelta en el Nacional se preveía tan caliente como la ida, y Colo-Colo necesitaba no solamente ganar, sino que debía hacerlo por 2 goles para dar vuelta serie y llegar a la final; es por esto que el técnico Gustavo Benítez puso lo mejor de su contingente, el equipo era prácticamente el mismo que disputaba el Campeonato, salvo en el arco donde el seleccionado uruguayo Claudio Arbiza atajaba en Copa Chile y la SuperCopa en reemplazo de Marcelo Ramírez, quien defendía el arco colocolino en el Campeonato Nacional y la Copa Libertadores; era una práctica recurrente por aquellos años.

A los 5′ vino la primera alegría para la mayoría del país, Marcelo Barticciotto es derribado en el área y el árbitro sanciona penal para Colo-Colo, el cual es cambiado por gol en los pies del delantero Ivo Basay; el 1-0 aún nos dejaba afuera de la final debido a los goles de visita recibidos en la ida, por lo que Colo-Colo se fue con todo en busca del segundo gol; sin embargo, a los 30′ todo se complicaría con la expulsión de “Barti” por un entrevero con Leo Rodríguez, volante azul que tardaría sólo 2 minutos en ver la tarjeta roja. Con 10 jugadores en ambos equipos, Colo-Colo siguió buscando el segundo gol durante la primera etapa sin resultados, con esto los Albos se fueron al descanso 1-0 arriba en la cuenta, pero con tarea pendiente para la segunda fracción.

El segundo tiempo fue más bajo en intensidad en comparación al primero, lo que se reflejó en las llegadas al arco; se puede destacar un remate de media distancia del actual seleccionador sub-20 Mario Salas que fue contenido a medias por el portero universitario. Hasta que llega el instante que se grabó a fuego en la retina, memoria y corazón de los colocolinos: Falta por derecha de Traverso a Basay, tiro libre para Colo-Colo a considerable distancia del pórtico defendido por Aníbal Pinto, se para frente a la pelota el especialista Marcelo Fabian Espina, todos esperan el centro pero el “cabezón” tenía otra jugada en mente; corre hacia el balon y remata de borde externo, la pelota hace un viaje furioso y se mete en la ratonera derecha del portero Pinto, quien solo atinó a inclinarse como un espectador más de esta obra, GOLAZO DE COLO-COLO, Golazo del Cabezón Espina quien no contento con su hermoso tanto, improvisó una inolvidable celebración: se saca la camiseta, en la carrera encuentra el banderín del córner, deposita en él su tricota, toma el banderín con la alba en asta y corre al codo norte a celebrar la clasificación de Colo-Colo a la final de la Copa Chile (que a la postre fue ganada), dejando en el camino al archirrival y tomándose revancha de las mencionadas derrotas; la carrera del cabezón emulando una vuelta olímpica ha quedado inmortalizada en la memoria de los colocolinos y a modo de anécdota, podemos decir que la celebración fue imitada por un discreto jugador de la contra al año siguiente, en un clásico que el defensa colocolino Pedro Reyes se encargó de empatar de cabeza en el último suspiro.

Vaya nuestro saludo a Marcelo Espina, y a ese inolvidable plantel de Gustavo Benítez que nos regaló 3 títulos nacionales y destacadas campañas internacionales, que jugó clásicos inolvidables como el que recordamos hoy, deja tus comentarios en Facebook y Twitter y contribuye a recordar los mejores encuentros de Colo-Colo ante el archirrival en ñuñoa y lo más importante, que el domingo se repita la historia y celebremos un nuevo triunfo del cacique.

¿Quieres revivir ese día? aquí lo puedes ver:  U. de Chile 0 -2 Colo-Colo, Semifinal Vuelta Copa Chile 1996

Partidos con Historia: “Colo-Colo v/s Huachipato, Playoffs Clausura 2008”

2rh1pfqEl Sábado 22 de Noviembre de 2008 a las 19:00 Hrs, Colo-Colo recibió a Huachipato en el estadio Monumental, por la vuelta de los Cuartos de Final del torneo de Clausura 2008. El cacique era dirigido por el “7” de pueblo Marcelo Pablo Barticciotto y buscaba su revancha tras haber perdido el pentacampeonato en forma increíble ante Everton el torneo pasado; La ida se jugó en Concepción y terminó 1-1, por lo que la obligación era ganar para seguir en carrera por el título.

Barti paró en cancha a Cristián Muñoz; Jorge Carrasco, Miguel Riffo y Luis Mena; Luis Pedro Figueroa, Arturo Sanhueza, Jose Domingo Salcedo y Roberto Cereceda; Macnelly Torres, Daud Gazale y Lucas Barrios. El cacique arrancó mejor, lo que quedó de manifiesto a los 13 minutos, cuando Daud Gazale puso el 1-0 tras fusilar al portero acerero luego de un tiro de esquina, sin embargo la visita empató a los 41 minutos con tanto de Rebolledo, resultado con el que se fueron al descanso.

En el complemento, Colo-Colo hizo valer su condición de local y favorito al título por lo que tomó las riendas del partido e hizo valer su superioridad a los 54 minutos, cuando Lucas Barrios puso el 2-1 aprovechando el rebote que  dio el portero sureño al atajarle desde los doce pasos; luego a los 67′ el propio goleador del mundo del 2008 convirtió el 3-1 de cabeza tras tiro libre servido por Macnelly Torres,

El suspenso llegó en los minutos siguientes, cuando en una confusa jugada, el polémico juez Enrique Osses expulsó a un jugador de cada equipo y cobró penal a favor de la visita; desde los 12 pasos Gamadiel García falló enviando el balón a la galería, sin embargo, a los 80 minutos Huachipato acortó las cifras con tanto de Cesar Cortés. El tanto despertó al eterno que se fue con todo a cerrar el partido y fue así como en el minuto 88, Luis Pedro Figueroa la puso en el ángulo para decretar el 4-2 definitivo y sellar el paso de Colo-Colo a la semifinal del torneo Clausura 2008, que a la postre ganaría el cuadro popular bajando así su estrella número 28; una más para Marcelo Barticciotto, ésta vez como técnico.

Este domingo a las 18:30 hrs., Colo-Colo recibe nuevamente a Huachipato en un escenario muy distinto, alejado de la pelea por el título tras la derrota ante Católica, el cacique buscará llegar de la mejor forma al partido contra el archirrival, apoyemos juntos al eterno y concurramos en masa a Pedreros, para demostrar eso de que estamos en las buenas y en las malas MUCHO MÁS.